domingo, 29 de marzo de 2009

Para los que piden versiones originales subtituladas y rechazan el doblaje

Está claro que siendo actriz y dedicándome al doblaje yo defienda mi trabajo, y el de mi colectivo. Tómenla con el mal doblaje, pero no con los profesionales que trabajamos con seriedad y años de experiencia. NO estoy de acuerdo con cualquier doblaje, con el que se hace mal, pero apoyo el que se hace con esmero, con mimo, con un buen ajuste, con actores profesionales y con un director que sepa cumplir con su trabajo.
Estoy bastante harta de la ignorancia de muchos que afirman que el doblaje fue "cosa de Franco". ¿Cómo se puede afirmar algo rotundamente falso con tal ignorancia y aplomo?
El doblaje empezó en 1932, cuando la República, y el que no sepa de lo que habla y utilice informaciones falsas sólo por el hecho de que no sea de su gusto, que se calle por favor. Otra cosa fue que Franco lo usara como arma para censurar los guiones, ¿pero eso que tiene que ver ahora?
Ya no es sólo que no es cuestión de cargarse un fuente de trabajo tan importante y dejar en el paro a tantas familias...(actores, técnicos, y producción) que no es moco de pavo, porque unos señores prefieran los subtítulos y quieran oir la versión original. ¿Qué tendrá que ver eso con que se prescinda del doblaje. ¡Pues muy bien, que no vean las versiones dobladas!
¿No sabemos todos que se puede oir la película en versión original, la mayoría de las veces, en el mismo televisor sólo dándole a un botón? ¿No existe internet para bajarte las películas en versión original? ¿Por que tienen que fastidiar al resto del personal que prefiere ver y escuchar en lugar de leer?
También hay muchas otras y buenas razones, pero que esta gente que no piensan en los demás prefiere ignorar.
¿Qué pasa con las personas mayores que no puede leer los subtítulos, por la rapidez con la que han de leer unas letras excesivamente pequeñas y que no de tejan tiempo para ver la escena? ¿Qué pasa con los invidentes, que sólo pueden oir?
¿Qué pasa con los analfabetos conceptuales, que los hay desgraciadamente?
¿Y que pasa con los que no queremos reducir un guión a cuatro frases que sólo dan tiempo a resumir un diálogo y dejar la mitad por traducir?
Un poco de por favor. Respeten la dignidad de una profesión y de unos profesionales con tanto bagaje y experiencia. Sean generosos y respeten otros gustos, sean minímamente razonables y si alguien quiere ver la película en versión original que lo haga. Que nos dejen trabajar a los actores y ganarnos la vida y que nos dejen disfrutar a todos de nuestro derecho como espectador a que no nos guste lo mismo que a ellos.

1 comentario:

cristina dijo...

Es la purísima verdad eso de que las frases se reducen a cuatro y mal dichas en los subtítulos. Vi la película "Volver" con subtítulos en francés. No es que yo domine la lengua francesa, pero precisamente por eso aluciné de estar entendiendo los subtítulos de lo simplistas que eran y por supuesto no tenían nada que ver con el verborreico diálogo que caracteriza a los personajes de Almodovar.¿Quién es capaz de seguir los diálogos de Woody Allen con subtítulos? La velocidad con que hablan los personajes y la densidad de los mismos lo hacen imposible si no quieres perderte la mitad del contexto. Sólo un profesional del doblaje con una buena adaptación de guión y ajuste lo puede conseguir sin deformar la obra original.
Vaya...que estoy diciendo lo mismo que tú!!! jajaja. Dime dónde hay que ir a gritar, no sólo por defender el trabajo de los actores de doblaje, sino también por defender mi derecho a ver una película en condiciones!!