domingo, 29 de marzo de 2009

Carta a un amigo, después de que el desamor se instalara en su vida.

¿Qué te puedo decir? PUes nada, que extraño tener noticias tuyas al margen de tu Blog. Que me gustaría saber como va esa superación. Que quisiera que supieras y tuvieras la suficiente confianza en tí,. como para saber que todo son etapas que deben superarse imprescindiblemente y absolutamente necesarias para llegar a la próxima, a la que se llega con más sabiduría. Que todo está en nuestra mente.....Que sobre el pasado no se construye, de él sólo se aprende, porque ya no existe y sólo el hoy, es nuestro principio para que llegue mañana... en fín ...que aunque esto parezcan sólo frases no lo son, son los pilares de la vida, escalones por los que hay que pasar para seguir subiendo y que sólo con palabras se pueden explicar, aunque sean los hechos los que lo confirmen....y que con la perspectiva de los años es más fácil hablar de esos peldaños porque estás un poquito más arriba de la montaña desde la que es más fácil tener visión y perspectiva....y que aunque los amores y nuestros cariños no son sustituibles (ni deben serlo) ellos y cada uno, conforman las ramas del gran árbol que es nuestra vida, y que todas esas ramas unidas somos nosotros, que estamos hechos de esos cachitos de cada uno, que han hecho que seamos lo que somos.... pero ten en cuenta que con una sola rama no se germina el fruto, sino con el árbol entero, cuando sus raices están bien aposentadas en la tierra. Por eso es que nuevas primaveras harán renacer lo que ahora has creído perder....y bueno, que me ha dado por plasmar aquí lo que me ha regalado la experiencia, porque a veces las lágrimas no nos dejan ver las estrellas.... pues nada amigo, a veces soy así de cursi...

Un abrazo!

PD Kris y yo seguimos hablando de nuestro amigo como si estuvieras aquí...¡Qué extraña es esta vida virtual, que incorpora afectos a nuestra vida casi sin darnos cuenta!

2 comentarios:

IVAN dijo...

Casualmente me decia el bueno de mi padre que, a veces, hay que podar o dejar caer y morir algunas de las ramas que forman nuestro arbol de la vida. El arbol seguira en pie. Por muy largo que sea el Invierno.

Muchisimas gracias, Silvia, y tambien a ti, Kris.

Os debo un cafe, una charla y os agradezco muchisimo vuestro apoyo.

Un beso.

Silviacas dijo...

MIra tú por donde ambos usábamos el mismo símbolo.
Otro beso para tí!