viernes, 27 de noviembre de 2009

Pese a quien pese ¡Que pase la ley del aborto!

HOy, la ley del aborto ha salvada la primera votación en el Congreso, así que sigue adelante. Es absolutamente incomprensible que donde hay una búsqueda de seguridad para la mujer y de acotación de parámetros jurídicos, médicos y sanitarios, información y asesoramiento, la iglesia troglodita y grupos ideológicamente afines, denuncien atentados contra la vida, o sea, asesinatos. Es más que evidente que desde una lógica y un gobierno democrático, no se puede abandonar a la mujer cuando ésta decida abortar, por la razón que sea, haciendo uso de su libre albedrío. Y desde todo punto de vista, se mire como se mire, acotar esa libertad en nombre de la vida no deja de ser una vileza, desvirtuando la verdad, convertiéndola en una mentira. A ver si de una vez por todas, la infantil ideología retrógrada de la derecha nacional-católica decide cogerse de la mano de la ciencia y la evolución mental y se va a dar un paseito con ellas.¡A ver si aprende algo! Con un poco de suerte el progreso y la inteligencia son contagiosos!

4 comentarios:

Charles A dijo...

hola, de madrugada, perdona por lo intempestivo, pero el insomsio es así, no obedece leyes. Estoy de acuerdo contigo en que la decisión debe tomarla la mujer, en que la ley debe amparar, en que somos un estado aconfesional, lástima que no lo seamos también láico. Excelentes tus aportaciones. Si me lo permites, me gustaría hacerme seguidor de tu blog, al mismo tiempo te invito a que visites el mio y me aconsejes, ya que veo que eres actriz. Un saludo
www.nadiesdesmesurado.blogspot.com

El Pinto dijo...

La mentira pretende controlar la cama y más, pero que puede esperarse de una institución que pretende definrse democrática y que tien a la mujer, aún hoyfuera de toda decisión?
Comento en mi blog
http://el-pinto.blogspot.com/2009/11/polvo-o-paja-la-sexualidad-de-curas-y.html
Salud

Silviacas dijo...

A Charles: Eres de los míos, me refiero primero a lo del insomnio, pero veo que por el resto también, sobre todo porque como tú creo que debemos ser laicos y que la religión es algo tan íntimo como con quien nos acostamos, no le tiene que importar a nadie, por lo tanto no tiene porque ser público y por lo tanto no tiene porque interferir para nada en la vida del resto de los ciudadanos. De entrada deben de aprender a respetar a los que no creemos en nada más que en la vida y dejar de adoctrinarnos e imponernos sus consignas y su ética ¿o deberíamos de decir falta de ética?. Encantada de que te hagas seguidor de mi blog y por supuesto que visitaré el tuyo, suelo hacerlo con todos los que entráis
Otro saludo para tí. .

Silviacas dijo...

Gracias Pinto por escribir y de acuerdo contigo. También iré a visitarte, os haré una visita en cuanto vuelva del teatro.
Un saludo!