domingo, 14 de noviembre de 2010

¡¡¡Basta con la tortura!!!!!!¡¡Pongámonos en movimiento!!!!

Exijamos a nuestros políticos, Ley que no permita que se torture a ningún animal. Prohibida la fiesta dedicada a los santos con toros. Basta al toro de Medinaceli!!! Una ley que castigue a los torturadores asesinos, que pervierten a los jóvenes y niños. Protección del menor ante semejantes fiestas. Estamos permitiendo que se creen torturadores, maltratadores del futuro.

Elevemos nuestras quejas al Vaticano, que permite y no pide a sus fieles que celebren estos actos execrables en nombre de los santos y las vírgenes. Exijamos al máximo representante de ese pais, que viene en olor de multitud a hablar de paz y amor, que exija a sus fieles que respondan a lo que él tanto predica.
Colapsemos los correos electrónicos del Vaticano y las del ayuntamiento de Medinaceli (los correos y las líneas teléfonicos)
Cientos de correos y llamadas.



El ayuntamiento de este pueblo de Expaña (la x no es una falta de teclado) es que este pueblo no merece estar en la lista de pueblos de mi pais) tiene los siguientes teléfonos.

Ayuntamiento

Teléfono: 975326053
Fax: 975326086
Correo electrónico: ayuntamientomedinaceli@yahoo.es



Oficina de Turismo y Centro de Recepción de Visitantes

Teléfono:975326347
Correo: medinaturismo@dipsoria.es

Otros teléfonos de interés:

Juzgado - 975326055

3 comentarios:

clariana dijo...

¡Hola Sílvia!
Me uno a tus deseos de que se termine con esta maldita fiesta de Medinacelli y con todas las que torturan a los animales en Expaña.
No se entiende como habiendo tantas personas en contra de la "fiesta" y de todas estas torturas, se continúe con ésto.
Cuando los políticos sean más honrados con el puesto que ocupan y no miren siempre al voto. Cuando la iglesia sea más consciente y deje de mirar para otro lado, como si ésto no fuera con ella...
Un abrazo y gracias por este post.

Silviacas dijo...

Gracias a tí Clariana por hacerte eco siempre de estas barbaridades.
Otro abrazo para tí.

maria oliver dijo...

Es indignante, no sé cómo nadie en su sano juicio pueda seguir diciendo que los animales en estas condiciones no sufren, o peor, que se les cría para esto.
Indignante