martes, 20 de octubre de 2009

Nebreda una confirmación

Yo veo en la actitud de Nebreda una confirmación de que una persona honesta no puede militar en el PP. Porque militar en el PP hoy, es aceptar la corrupción que salpica desde el de más abajo a los más altos niveles, para muestra un botón. En otros partidos se ha podido conocer nombres, tránsfugas, pero se han depurado las responsabilidades, sinembargo en el PP cuanto más inmerso se está, más te apoya la cúpula, pero ¿qué está pasando? ¿Puede alguien en su sano juicio, con los más mínimos índices de honestidad votar a esta gente corrupta? ¿Se conoce en los anales de la historia que se haya culpado y sancionado al secretrario de un departamento por lo que ha hecho ese departamento, y que su jefe salga indemne?
Nebreda no sólo deja su escaño, sino que devuelve el carnet del partido. Ha optado por la actitud más dificil, más fácil habría sido quedarse aunque fuera huntada hasta las cejas, y prescindir de lo que su conciencia le dictara, como hacenmuchos otros.
Se ha convertido en la piedra molesta del zapato de Rajoy, eso sí, el libro lo compraremos muchos, quizá será su única ganancia. Desde luego no le va a resultar fácil nada de lo que emprenda a partir de ahora. Tengo que reconocer su valentía, y agradecer que haya puesto el punto sobre la i en cuanto a la anticatalanidad instalada en ciertos cavernícolas de a pie y de nuestra escena política.

7 comentarios:

Európides dijo...

Hola Silvia.

Sobre estos temas habría mucho que hablar, ya que corruptos e impresentables nos encontramos en todos los bandos.

Y bajo mi punto de vista no es culpa de ellos, no se puede pretender que conociendo como somos, se puedan dejar cantidades o movimiento de dinero en manos de nadie. Lo prudente y lógico sería, que en todo lugar en donde se manejen cuentas, relaciones con empresas y metálico, existan inspectores y comisiones mixtas para evitar que ocurran estas cosas y sea supervisada cualquier transación.

Hay muchos fallos y errores que siempre nos pasan factura y tal vez sea prque todo o casi todo está mal hecho.

Saludos.

Silviacas dijo...

Se me ocurren varias observaciones a tu puntualización. Creo que sobre el PP ya no queda tanto que hablar, ellos solitos y por sí mismos se han definido, y no por sus palabras sino por sus actos. NO se me ocurre ningún caso más escandaloso que este donde los implicados están campando a sus anchas y los responsables mudos y mirando para otro lado. NO entiendo la frase: "No se puede pretender que conociendo como somos...." ¿conociendo como somos o como son? porque de ninguna manera me encuentro entre estos tipejos, ni yo, ni un porcentaje muy alto de ciudadanos. Y mucho menos exculpar a esta gentuza, que sólo están en puestos claves para medrar y robar y en ningún momento al servicio del ciudadano de a pie, sino en su contra, con prevaricación y alevosía. Claro que se han podido encontrar en otros partidos gente corrupta, como en cualquier parte, pero no en la cuantía de este partido, que no se salva casi ninguno. NO se pued hacer cuenta rasa y decir que esto ocurre en todas partes, porque no es cierto. En todas partes no se tienen las mismas intenciones, ni se defiende a la misma gente, ni las mismas ideas.
Otro saludo para tí. Gracias por opinar.

JW dijo...

Hola Silvia
Opinar sobre Nebreda,no puedo,pues no lo conozco...pero me quedo ese termino,"honestidad",que mas allá de la palabra en si,el concepto, tan valioso y tan basureado en nuestros dias.Y me pregunto si el alejarse de la honestidad,es un sentimiento autentico o por convicción, o simplemente en algunos, es una forma de seguir la corriente,como única manera de ser aceptado o ser parte de la sociedad actual...a costo de que esa falta de honestidad,produzca severos conflictos internos en el des honesto.

Acá estoy...un abrazo
Josi

Silviacas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Silviacas dijo...

He tenido que borrar el comentario, pues ante la alegría de que hayas escrito he escrito precipitadamente y he cometido un montón de errores de teclado. Repito el escrito una vez corregido:

"Es una alegría enorme tenerte por aquí y retomar nuestro contacto. Tienes razón JOsi, y entiendo que no comprendas a qué me refiero porque desde otro continente no conoces el caso,ni los actores, te lo explicaré via correo electrónico. Pero tienes razón con que las palabras han terminado por perder su valor, ya que mucha gente para sentirse aceptado, se mimetiza con la mayoría, en este en concreto roba, y sigue hondeando la bandera de la honestidad. En este caso me refería a que ssta mujer, (Nebreda) que no tienes porqué conocer desde tu país, de ideología opuesta a la mía, no ha dejado de ser honesta "a sí misma" ya que antes de doblegarse a los dictámenes de su partido, y ante el anticatalismo de la mayoría, ha renunciado no sólo a su escaño, sino al carnet de militancia. Al margen de si estoy o no de acuerdo con su ideología, me ha parecido un acto honesto que se haya revelado ante la injusticia de esa anticatalanidad, y no que en aras de salvar su sueldo y su cargo público, hubiera aceptado la disciplina de aquellos que presumiendo de considerar a todos los españoles por igual, castigan a Cataluña y consideran a los catalanes "unos enfermos" como dijo un día su presidnete "en la sombra" y expresidente de España Aznar.

ximo dijo...

Desde la proximidad ideológica que intuyo: ¿Escribirias el mismo post, en los mismos terminos, hoy, después de conocer lo de Santa Coloma?

Silviacas dijo...

Si Ximo, y de hecho esta noche voy a escribir sobre Santa Coloma y mañana lo insertaré. Preferiría cambiar la palabra de mi post "honesta" por coherente, porque si es honesta o no, no lo sé, sí que ha sido coherente con sus ideas.