viernes, 12 de junio de 2009

Elecciones europeas.

Más que un diario esto se ha convertido en un "entrocuandopuedo"

NO puedo pasar por alto las elecciones europeas, aunque haga 4 dias de eso, pero he tenido que asumir el desastre de participación, y eso me ha costado...
Parece que en España algunos españoles aún no han entendido la repercusión de "pasar" o "votar en blanco".
Los que votan en blanco, aunque estén en todo su derecho a votar como quieran, creen erróneamente que castigan a la clase política ¿a cuál? ¿A toda? ¿Son todos iguales? Con el voto en blanco se ha dejado de apoyar a una opción, (a la que pretendes castigar) con lo que hemos ayudado a inclinar el voto hacia la otra. En estas elecciones, con un porcentaje de participación tan bajo, que siempre perjudica a la izquierda y favorece a la derecha, votar en blanco significaba inclinar la balanza hacia la derecha.

Esto lo entendió el solito, un vocal de una mesa electoral , que había votado en blanco por correo. A la hora de votar lo confesó, y dijo que quería cambiarlo. Rompió la carta y volvió a votar.

Dicen (algunos políticos y otros que no lo son) que cuando el ciudadano no participa es porque la clase política no les ha sabido entusiasmar. Esto para mí entender, es como decir que un hijo te ha salido "borde" porque no se le ha enseñado a no serlo. El hijo sale como sale, por muy buena educación y mucho cariño que se le haya dado.
El otro día eschuché en el autobús algunos comentarios de unas señoras hablando de la acción municipal. Entre ellos decían que no se estaba haciendo nada, lo único que sabía hacer el ayuntamiento eran obras. ¡Qué incongruencia! Parece ser que eso no era ni siquiera puestos de trabajo, y claro, tampoco eran mejoras. Y es que en la calle, la ignorancia es ahora la madre de la ciencia. Y yo, que asistí hace dos días a las explicaciones de Montse Sánchez, nuestra regidora, sobre todo lo que se ha hecho y se hará en el distrito de Les Corts, y lo que no se podrá acometer por problemas de liquidez y de entendimiendo, me quedé pasmada. ¡Es impresionante cómo y cuánto se está trabajando!
Hablando de nuevo sobre Europa
Los que hemos escuchado los debates en TV, enfrentando a los principales líderes (Francisco López Aguilar y "Mayor Oreja-menor cerebro" y otros) donde se ha dicho hasta la saciedad lo que nos jugábamos en sanidad, en progreso, en libertades, incluyendo las terríbles 65 horas, nos resulta insoportable, escuchar que no se ha explicado bien el significado de estas elecciones.

Cuando hay un exceso de información la gente se queja de "machaconería" que aburre, y harta y por eso no se va a votar y cuando se da la información justa y necesaria es que se ha hablado poco y no se ha entusiasmado.

Todo menos admitir que los que no son derecha recalcitrante, (fieles a sus líderes por su falta de crítica y autocrítica) o gente responsable que considera que lo que ocurra les atañe, estuvimos ejerciendo nuestro derecho a elegir a quienes lucharán por defender nuestros derechos.

El que no fue a votar no tendrá derecho a quejarse después.

Eso sí, para el fútbol todos a la calle!! Y es que no hay como entusiasmar con la inteligencia!

2 comentarios:

IVAN dijo...

Yo no pude votar a distancia y lo cierto es que tampoco le puse mucho empeño, el bipartiismo me cabrea y los de mas a la izquierda en europa no existen.

Pero entre a darte un abrazo y un beso.

Saludos desde Munich.

Silviacas dijo...

NO te lo creerás Iván, pero no tengo porqué mentirte, el viernes pensaba en tí y entre en tu rincón. NO recuerdo si al final te dejé algún mensaje privado o no, tengo demasiadas cosas en la cabeza. Sé que iba con prisas pero me entró la duda porque era sobre la Ira dormida y eso nunca sé si son escritos pasados o presentes y no quise meter la pata. Me supo mal que hablaras de soledad y no sé muy bien como estás ahora...mejor te escribo mail mañana con un poc de tiempo...
Gracfias por el beso.

En cuanto a lo de las elecciones pues, es que es lo que hay, no hay más o se está a la derecha o a la izquierda y en Europa más que nunca. Todos sabemos que dentro de esas dos polaridades hay matices, gustos e inclinaciones. Yo sinceramente todo lo que sea votar contra la derecha me va. HOy voto al partido socialista, mañana si dejan de serlo lo haré a otra opción, todo es mejorable, pero por eso estoy ahí, para ayudar a luchar contra las adaptación que tiene el hombre a acomodarse en un lugar, en un cargo, en un partido, o a una situación, todo menos que la derecha se aproveche de mi ausencia de voto.
Como siempre muchas cosas para hablar en el fondo de una taza de café...
Otro besazo para tí.
Te escribo!